HomeAdministración de EmpresasEl Administrador ¿Qué habilidades desarrolla?

El Administrador ¿Qué habilidades desarrolla?

El oficio de Administrador se refiere a la disposición y aplicación de conocimientos, habilidades y herramientas orientadas a la administración eficiente de un negocio.

El oficio de Administrador se refiere a la disposición y aplicación de conocimientos, habilidades y herramientas orientadas a la administración eficiente de un negocio. Sus funciones no solo implican administrar, contemplan al mismo tiempo la responsabilidad de organizar, coordinar, dirigir y hacer crecer todo tipo de organización empresarial. Sus competencias se enfocan en actividades que van de las finanzas a la contabilidad y el control de los recursos humanos.

Las habilidades que este profesional debe poder y saber manejar refieren a los retos que probablemente, le corresponderá enfrentar a lo largo de su gestión. En primer lugar, debe evidenciar las cualidades de un verdadero líder empresarial y en consecuencia, debe mostrar su capacidad de enfrentarse a los problemas que sobrevengan. A la par de esto, tendrá que dejar fluir sus capacidades directivas y organizativas para el manejo de empleados y trabajadores. 

Evidentemente, en su formación profesional está la clave de su futuro rendimiento. El mejor comienzo que puede tener es desarrollar sus estudios en Ingeniería en Administración de Empresas Mención Gestión Empresarial en una institución de reconocido prestigio. En este sentido puedes contar con la formación que la Universidad de San Sebastián te va a brindar a lo largo de toda la carrera. Esta institución se destaca por la seriedad de su gestión educativa.

El desarrollo de las habilidades de un Administrador

Ninguna actividad humana está exenta de vivir percances imprevistos o contingentes, un buen Administrador tiene que estar consciente y preparado para enfrentarlas sin titubear.  Desde el momento en que se incorpora a una organización, sabe que llegará la ocasión de poner a prueba el carácter y propiedades de su formación. Desde el primer instante, debe ser capaz de poner en práctica sus capacidades de líder y su habilidad en la coordinación y organización del trabajo. 

Por todo esto, el Administrador tendrá que hacer despliegue de sus capacidades creativas y de innovación. Parte de sus responsabilidades está dirigida al descubrimiento de posibilidades para emprender nuevos negocios. Tales posibilidades pueden darse tanto en el mismo como en un diferente escenario a aquel donde lleva a cabo sus labores. Asimismo, habrán de crear (o recrear) estrategias de negocio efectivas y ponerlas en funcionamiento en beneficio de la empresa.

¿Cuáles son las habilidades específicas que caracterizan a un Administrador?

El profesional de la administración se va a desenvolver en el mundo de las empresas, las finanzas, los beneficios y las pérdidas. Por esta razón, debe ser no solo un conocedor de ese mundo sino que además, tendrá que poner a prueba sus habilidades como emprendedor. Esto significa:

  • Tener capacidad de reacción: su papel está dirigido a la definición de cursos de acción ante cualquier tipo de contingencia. Se puede decir que en todo momento le va a corresponder tomar decisiones que pueden ser de importancia y para ello debe estar permanentemente preparado. Esto significa y representa la posibilidad de:
    • Presumir y responder a la ocurrencia de situaciones contingentes o inesperadas.
    • Tener una ágil capacidad de percepción y comprensión que le permita hacerse de un panorama general de su entorno.
    • Saber actuar de manera eficiente, pronta, acertada o con el mínimo márgen de error posible.
    • Tener una personalidad firme que le posibilite asumir los retos de una manera adecuada y oportuna en la mayor parte de los casos.
  • Mantener una actitud aunada a la ética: se trata en todos los casos, de actuar con total honestidad e integridad. Hay que tener presente que su desempeño está ligado al bienestar de la organización que lo emplea y por lo que recibe una remuneración. Debe recordar que, probablemente, puede acordar y ajustar dicha remuneración con los propietarios, siempre en función de su rendimiento.

Parámetros dentro de los que se produce la actuación de un Administrador

En todo ambiente de trabajo se produce un intercambio permanente entre trabajadores y directivos esto implica para el Administrador hacer gala de otras capacidades o habilidades:

  • Capacidad de comunicación: una comunicación fluida es clave para el desarrollo de relaciones de trabajo armónicas. En consecuencia, la necesidad de saber llevar a cabo el intercambio continuo de ideas entre unos y otros resulta clave y genera confianza y respeto mútuo. 
  • Pensamiento ágil y asertivo: es de suma importancia saber (y poder) desarrollar una planificación que conduzca hacia los resultados que se esperan. Para esto se requerirá además, de tu capacidad de organización, dirección y supervisión para el cumplimiento de las metas trazadas. El correcto análisis y control de cada situación es de una trascendencia crucial para el desempeño del Administrador.
  • Habilidad para el desarrollo de proyectos: si tienes objetivos claros y definidos, será de mucha importancia el conocer los mecanismos y procedimientos que hacen falta para ponerlos en marcha de manera efectiva. El cumplimiento de tus expectativas en cuanto al desarrollo de proyectos puede ser garantía de éxito en tu carrera y desarrollo profesional de cara al futuro.
  • Tener cualidades de líder: para un Administrador resulta crucial el poder tomar las riendas de un negocio con la mayor seguridad y decisión. El liderazgo en una empresa participa en un porcentaje alto en la realización y logro de los planes de desarrollo y crecimiento propuestos. Esta es una de las cualidades fundamentales que debe tener un profesional de la administración, debe asegurarse de que los planes se cumplan hasta el final.

El Administrador en el espacio interior de la empresa

En el espacio interno de una empresa se desarrollan interacciones de manera constante y casi ininterrumpidas, esto exige del Administrador el estímulo de conductas armónicas. Debe ser capaz de impulsar las capacidades colectivas de trabajo, las relaciones entre trabajadores tienen que ser las mejores la mayor parte del tiempo. Es necesario tener presente que nada de esto sería posible sin una buena formación profesional. Tu inserción en una empresa habrá de comenzar mucho antes. Debes iniciarte con estudios de Ingeniería en Administración de Empresas Mención Gestión Empresarial en una institución que te  prepare correctamente. Estudiar en la Universidad de San Sebastián puede ser tu elección más acertada.

¡Comparte este artículo!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × four =