HomeAdministración de EmpresasÉtica empresarial ¿Es importante en el mundo de los negocios?

Ética empresarial ¿Es importante en el mundo de los negocios?

La ética empresarial se refiere a las normas de conductas moralmente adecuadas dentro del ámbito de los negocios.

La ética empresarial se refiere a las normas de conductas moralmente adecuadas dentro del ámbito de los negocios. Aunque existen implicaciones legislativas, los términos “legal” y “ético” no se refieren necesariamente a lo mismo. El código ético de una compañía refuerza los aspectos legales, al definir cuáles son los comportamientos esperados y aceptables, más allá del control gubernamental.

El establecimiento de una normativa moral permite que las empresas promuevan la integridad, además de ganar la confianza de los empleados y otros implicados en la compañía. Esto también refuerza la imagen corporativa de la organización, especialmente ante los inversores y clientes. Es por ello que cada vez más compañías implementan los programas de ética empresarial como parte de sus estrategias de crecimiento.

Para adquirir y practicar la ética empresarial, así como otras cualidades laborales de gran valor, es necesario realizar estudios especializados. Adquiere esta y otras grandes habilidades administrativas cursando tus estudios de Ingeniería en Administración de empresas Mención Gerencia Empresarial. Ingresa ya mismo a la Universidad de San Sebastián y conviértete en un profesional competente.

Valor de la ética empresarial

La ética empresarial es una práctica cada vez más implementada en las compañías. En la actualidad, los avances tecnológicos han permitido que los errores éticos de las empresas sean identificados y comunicados, comprometiendo su imagen. Es por ello que se hace cada vez más necesario dedicar recursos sobre los códigos éticos, para que estos sean compartidos e implementados por todos los integrantes de la organización.

Las proyecciones sobre la relevancia de los factores conductuales en la compañía, indican que en los próximos años cobrarán gran valor sobre la imagen corporativa. Asimismo, algunas características personales como una alta integridad y honestidad, se han vuelto aspectos fundamentales para la contratación de talento.

Estas habilidades se encuentran entre las más buscadas para definir líderes empresariales. Además, los líderes y profesionales administrativos, deben ser capaces de comprender la relevancia de la ética empresarial sobre el éxito de las compañías.

Programa ético empresarial

La aplicación de un código ético en la ética empresarial por parte de todos los integrantes de una empresa, garantizan que los empleados sean capaces de aplicar mejor el razonamiento ético. Esto forma parte de la cultura ética de las compañías, la cual debe tener la fortaleza suficiente para motivar a los trabajadores a que desempeñen sus funciones con integridad.

Una cultura ética fortalecida se basa en un programa de ética bien desarrollado y establecido por la compañía. Estos programas deben abarcar las funciones de una empresa, incluyendo operaciones, recursos humanos, marketing, entre otros. Además, las normas establecidas deben integrarse a las operaciones comerciales.

Los programas o códigos de ética de una compañía, deben abarcar los siguientes aspectos:

  • Definir el mandato del programa.
  • Establecer planes de control de riesgos.
  • Definir políticas y procedimientos.
  • Inspeccionar las denuncias de mala conducta.
  • Proporcionar formación y vías de comunicación.
  • Fortalecer las expectativas de comportamiento.
  • Definir y controlar la función de la ética del comportamiento.

Función de los códigos empresariales

Los códigos de ética de las empresas permiten que se definan los comportamientos aceptables en el lugar de trabajo. Cuando estos están bien establecidos, se promueve una optimización de los estándares de la compañía, ya sea en la fabricación, finanzas, servicio al cliente o cualquier otra área funcional de la organización. La definición de la ética empresarial, permite forjar un punto de referencia sobre el comportamiento que deben tener los integrantes de la empresa.

En adición, las corporaciones con una cultura moral fortalecida, son capaces de exhibir una madurez profesional, que le da gran valor a su imagen. Esto se considera como una gran ventaja competitiva en el mundo de los negocios actual.

Códigos formales o informales

En muchas organizaciones existen códigos éticos que se imparten entre sus componentes, pero no se encuentran escritos de manera formal. Esto es muy común en pequeñas y medianas empresas, en cuyo caso los códigos pasan a ser informales. En estos casos, el ejemplo de un buen comportamiento por parte de los líderes y directivos, marcan la pauta de lo éticamente aceptable dentro de la compañía.

Por otro lado, los códigos formales son aquellos instaurados en documentos escritos, donde se describen las normas conductuales de la empresa. En este tipo de documento se describen los procedimientos que deben ejecutarse en distintas áreas. Por ejemplo, en lo relacionado con las finanzas se establece la obligación de cumplir con toda la legislación fiscal aplicable. Además, es posible diseñar sanciones frente al incumplimiento o violación de la ética empresarial.

Compromiso de los integrantes de la compañía

La ética empresarial se ha vuelto tan importante en el mundo de los negocios, que existen en la actualidad compañías consultoras que guían a las organizaciones para el desarrollo de códigos morales. Muchas de estas consultoras afirman que se necesita más que tener un código escrito.

También es necesario que los líderes y gerentes empresariales inspiren a sus empleados a través del ejemplo y buen trato. En este sentido, resulta de gran valor enseñar y promover el código establecido, para garantizar que este forme parte integral de la cultura laboral del personal y otros integrantes de la corporación.

Beneficios sobre los resultados de la empresa

La ética empresarial tiene un papel muy valioso sobre la rentabilidad de las compañías. Algunas de las organizaciones galardonadas como las más éticas, presentan un aumento en el índice de capitalización. Se ha demostrado además, que los programas éticos bien aplicados, ayudan a minimizar las pérdidas y subir el valor de las acciones. Todo ello permite también establecer mejores asociaciones comerciales, que favorezcan la rentabilidad.

En adición, una cultura ética se relaciona con el aumento de la lealtad de parte de los clientes. Hoy en día, muchos usuarios y consumidores prefieren elegir empresas que exhiban valores éticos fuertes y consistentes con su trabajo. Asimismo, la mayoría de consumidores apoyan a estas empresas a través de sus canales digitales, lo que contribuye a cultivar la confianza, optimizar la imagen y aumentar las ventas.

En la Universidad de San Sebastián puedes adquirir las bases del conocimiento para ejercer con ética cualquier cargo empresarial. Inscríbete en carreras como Ingeniería en Administración de empresas mención Gestión Empresarial, donde se imparten técnicas y herramientas que te permitirán escalar con éxito en el mundo laboral.

¡Comparte este artículo!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 3 =