HomeAdministración de EmpresasSistemas de control de gestión ¿Conoce algunos?

Sistemas de control de gestión ¿Conoce algunos?

Los sistemas de control de gestión se puede definir como los procedimientos que mantienen un control detallado y exhaustivo.

Los sistemas de control de gestión se puede definir como los procedimientos que mantienen un control detallado y exhaustivo sobre los procesos y uso de recursos de una organización. En estos sistemas se establecen las responsabilidades del personal de la compañía. Para ello es necesario estudiar y conocer el rendimiento de cada trabajador, para asignar compromisos adecuados a sus habilidades.

Este sistema garantiza que se aprovechen al máximo los recursos de una empresa, más aún si el sistema de control de gestión se vincula a los objetivos de la compañía. Para establecer correctamente estos sistemas, es necesario basarse en algunos aspectos como el presupuesto, así como de las planificaciones establecidas.

Atrévete a ser un profesional en el control de gestión, certificando tus conocimientos en carreras como Ingeniería en Administración de empresas en control de gestión. Realiza tus estudios en la Universidad de San Sebastián y aprovecha todos los beneficios educativos que traemos para ti.

Elementos de los sistemas de control de gestión

Los sistemas de control de gestión, al igual que cualquier otro sistema, cuentan con una serie de elementos constitutivos. Estos son empleados para organizar los procesos de control y garantizar el alcance de los objetivos planteados. Además de los elementos, existen algunas técnicas que pueden aplicarse en estos sistemas, como son:

  • Costear procesos mediante distintas actividades.
  • Utilizar distintas fuentes de presupuestos. 
  • Gestionar programas. 
  • Análisis y gestión de riesgos.
  • Efectuar cálculos sobre los costos, basándose en cada objetivo establecido.
  • Mantener un control sobre la calidad de los procesos y resultados.

Definición de control

Para comprender los elementos de los sistemas de control de gestión, es necesario comprender el significado del control. Esta palabra tiene una amplia definición, que implica al control como el comportamiento o proceso de supervisión del funcionamiento de un determinado plan.

Asimismo, se refiere a la capacidad de influenciar o tener autoridad sobre algunos procesos. En un sentido más general, se trata de dominar o mandar sobre algo. Para ello, es necesario mantener un propio control interno, que evite que los intereses personales influyan sobre los procesos que se controlarán.

Podría comprenderse el control como una intervención adecuada sobre alguna tarea o metodología, con el fin de alcanzar resultados deseados. Asimismo, es posible afirmar que tomar el control es lo mismo que abandonar el azar. A pesar de esto, los sistemas de control de gestión dependen de varios factores externos para su correcto desarrollo. Estos factores deben ser correctamente regulados, para ejercer el control deseado sobre los procesos de la organización.

El proceso de control

Entre los elementos de los sistemas de control de gestión se encuentra el proceso de control. Este elemento hace referencia a los pasos de planificación que permiten establecer las metas y las tareas que deben realizarse para alcanzarlas. Es decir, el proceso de control permite que una empresa establezca objetivos de rendimiento y defina los caminos para alcanzarlos de la mejor manera posible, obteniendo beneficios a largo plazo.

Las empresas que han implementado sistemas de control de gestión han logrado incrementar su rendimiento de manera exponencial. Este enfoque debe ser perseguido en el tiempo, es decir, se trata de un trabajo constante y es el progreso continuo lo que genera resultados, es decir, el proceso de control.

Por esta razón, los sistemas de control de gestión no se deben limitar a la verificación de resultados, sino al proceso constante de toma de decisiones sobre las acciones adecuadas para el beneficio de la empresa. 

Sistemas de medición del desempeño

Otros de los elementos del control de gestión son los sistemas de medición de desempeño. Estos permiten determinar los objetivos que se esperan alcanzar a corto, medio y largo plazo, con relación al tipo de rendimiento que se busca. Los sistemas de medición varían de acuerdo a las características de cada empresa.

Esto se debe a que el desempeño de las organizaciones varía según los objetivos de corto y mediano plazo. Por ejemplo, las empresas nuevas buscan un crecimiento y alcance, dejando de lado la rentabilidad. Mientras que las compañías con cierto recorrido, que se han posicionado en un mercado determinado, fijan su desempeño en la rentabilidad.

Los sistemas de control de gestión han sido creados sobre una idea general de desempeño que se enfoca en términos financieros, aunque esta no es su única naturaleza. En muchos sectores, los objetivos se enfocan en la producción de servicios públicos, mejoras ambientales y otras metas diferentes al aspecto económico.

Aplicaciones de los sistemas de control de gestión

Los sistemas de control de gestión se aplican a diversos sectores de la sociedad, además de organizaciones empresariales. Entre las aplicaciones de estos sistemas se encuentran ayuntamientos, centros de salud y organizaciones humanitarias. De esta forma, es conocido que estos procesos no se limitan a compañías lucrativas, pues generan resultados positivos en distintos ámbitos y enfoques.

El rendimiento del control de gestión puede variar dentro de un mismo proceso, mientras se alcanzan los distintos objetivos planteados. En las organizaciones humanitarias, el rendimiento de los sistemas de control se basa en el alcance de la conciencia pública. El alcance de estos objetivos permite fijar nuevas metas asociadas al establecimiento de relaciones públicas que beneficien a la asociación.

Este es solo un ejemplo de la aplicación de los sistemas de control de gestión sobre corporaciones que persiguen objetivos y metas diferentes. Lo que sí está claro, es que estos proceso de control permiten maximizar beneficios y alcanzar metas con mayor eficacia, reduciendo esfuerzos y costos.

Comprende más sobre este y otros temas administrativos de gran relevancia en el mundo actual, cursando carreras como Ingeniería en Administración de empresas en control de gestión. Encuentra esta y muchas otras opciones en la Universidad de San Sebastián, un centro de estudio con grandes estándares de calidad y las mejores herramientas de enseñanza.

¡Comparte este artículo!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

seventeen − 6 =