HomeAdministración de Empresas¿Por qué es importante el control de la gestión?

¿Por qué es importante el control de la gestión?

La importancia que tiene el control de la gestión está, inicialmente, en proporcionar los datos que se necesitan para la elección de un curso de acción.

La importancia que tiene el control de la gestión está, inicialmente, en proporcionar los datos que se necesitan para la elección de un curso de acción. De lo que se trata es que toda decisión sea asumida con un mínimo nivel de riesgos o de posibilidades de fallos. Sus aportes se proyectan sobre la elección de vías de negocios nuevas, escenarios donde puedes hacer tus inversiones, evitar a todo trance los estados de mora.

Es común la afirmación de que resulta muy cuesta arriba alcanzar los propósitos de una organización sin los aportes que hace el control de la gestión. Es este un proceso que se halla estrechamente vinculado al área financiera de las empresas, que es en donde se toman las decisiones clave de negocios. Sus funciones tienen un carácter esencial en relación con la consolidación, expansión,  crecimiento de la organización y diversificación de sus escenarios.

Todas las diligencias relacionadas con el control de la gestión son llevadas a cabo a la perfección, por parte del profesional de la Ingeniería en administración en control de gestión. Este profesional reúne todas las competencias y habilidades que se requieren para poder cumplir con tales funciones adecuadamente. La Universidad de San Sebastián es una entidad que destaca por la calidad que imprime en sus egresados, en esta área de los conocimientos tecnológicos.

¿De qué se trata el control de la gestión?

Las tareas que describen el control de la gestión, sus funciones y beneficios, y para decirlo de una manera particular devienen, en buena medida, en superactividades. Su presencia se nota (y debe notarse enfáticamente) en cada una de las particulares fases del proceso productivo. Su responsabilidad es la de cuidar de la adecuada operatividad de todos los factores involucrados en la producción: materiales, energía, insumos, tiempos de producción, recursos humanos.

Por medio del control de la gestión se hace posible el diseño de planes globales de trabajo que respondan a los propósitos de las empresas. Asimismo, habilita la definición de los niveles y límites máximos de inversión de recursos que hay que destinar a cada fase del proceso de trabajo. Por otro lado, permite que se disponga de herramientas para el manejo de los componentes que intervienen en la determinación de las condiciones de la organización.

El control de la gestión es una actividad (o conjunto de ellas) que abre a la directiva de las empresas, un claro campo de posibilidades de inversión. Entre las múltiples opciones deja ver a los ejecutivos, cuáles son aquellas que tienen más posibilidades de éxito dentro de un plazo determinado. Sin su actuación, tal vez no sería posible el diseño de estrategias de negocios que cuenten con un piso sólido en donde apuntalar las inversiones.

¿Cuáles son las funciones específicas que debe cumplir el control de gestión?

El grupo de funciones que el control de la gestión debe satisfacer, suele ser variable, todo depende de las dimensiones de la empresa que lo requiere. No obstante, hay una función clave que resulta imprescindible para toda entidad: confirmar y garantizar la idoneidad de las operaciones generales de la organización. El perfil que esta dependencia debe llenar, deberá estar en concordancia con las necesidades y condiciones generales de cada compañía.

Las funciones más significativas que debe satisfacer el control de la gestión, se pueden resumir sin que esto implique un orden jerárquico, en las que siguen:

  • Diseño y planificación de presupuestos: su responsabilidad más importante en este ítem, es presentar a los ejecutivos las posibilidades reales y efectivas de negocio y proponer los medios precisos de alcanzarlos. Esta gestión es posible con base en el manejo de toda  información que permite comprender en profundidad, el modo de operar de la empresa. Por supuesto, se debe tener mucha claridad acerca de los resultados que se espera obtener.

Apoyo y asistencia a la dirección de la empresa: el control de la gestión permite dar a conocer cuáles son los datos que hablan concretamente de los rendimientos alcanzados por la empresa en un período. Desde esos datos se pueden planificar acciones que, en un futuro cercano, hagan posible incrementar la intervención de la organización en el mercado. La finalidad última es mejorar las condiciones generales de la empresa.

Funciones alternativas que satisface el control de gestión

Aparte de las diligencias mencionadas, existen otras que el control de la gestión hace posible desarrollar al interior de toda y cualquier organización:

  • Análisis y manejo de datos: la información que se maneja en el control de la gestión, es útil a la definición de los propósitos que deben orientar la actuación de la empresa. Al mismo tiempo, permite precisar el nivel de las inversiones que sería necesario hacer para alcanzar dichos propósitos. Los datos que se necesitan responden a: niveles de rendimiento vigentes o por alcanzar, gastos por hacer, nivel de beneficios a obtener, etc.
  • Manejo de los recursos humanos: el objetivo que se persigue en este ítem, es optimizar el rendimiento de los trabajadores de la empresa. De lo que se trata es de aumentar sus niveles de desempeño, eficiencia y productividad. Esto significa la definición de lapsos dentro de los que deben ser ejecutadas las tareas que corresponde a cada trabajador o grupo de trabajo. También se trata de estimular con incentivos  su productividad general.
  • Garantizar el cumplimiento de los objetivos planteados: de lo que se trata, es del diseño de mecanismos que posibiliten la detección de problemas que dificulten el desarrollo de las actividades. Al mismo tiempo, de la creación de respuestas o soluciones a esos inconvenientes y procurar que al final de la jornada, los objetivos sean alcanzados.

El conjunto de estas complejas tareas puede ser atendido a cabalidad por un profesional de la Ingeniería Industrial, estos personajes tienen los conocimientos que se necesitan. Un ingeniero industrial formado en la Universidad de San Sebastián puede ofrecer garantías de cumplimiento para cada tarea que el control de la gestión impone. Sus habilidades han sido desarrolladas con toda propiedad y puede satisfacer los requisitos de la excelencia.

¡Comparte este artículo!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

three × three =