HomeAdministración de EmpresasControl de gestión ¿Sabes de qué se trata?

Control de gestión ¿Sabes de qué se trata?

Ninguna empresa que se precie puede desarrollar sus operaciones con eficacia, sin disponer de un sistema de control de gestión eficiente.

Ninguna empresa que se precie puede desarrollar sus operaciones con eficacia, sin disponer de un sistema de control de gestión eficiente. Todas las herramientas y procedimientos propios de la de supervisión y control del desempeño, son sumamente necesarios en relación con las operaciones de una organización. Dicho control debe estar enfocado sobre las materias primas, la energía, el tiempo de cada fase del proceso productivo y además, sobre los recursos humanos.

Este control al mismo tiempo, está dirigido a la apreciación de los niveles en los que se satisface cada uno de los propósitos preestablecidos. A la larga, este trabajo de control de gestión, redunda en la medición del estado real en el que se encuentra la organización que lo aplica. Este tipo de control funciona perfectamente tanto en el ámbito financiero como en el operativo. A fin de cuentas, revela el punto hasta el que se han cumplido los objetivos de la organización.

Estar preparado para la aplicación de los mecanismos de control de gestión, es parte de la formación que se adquiere en la carrera de Ingeniería en Administración. Un profesional bien formado reúne en sí todas las competencias que el cumplimiento de esta labor demanda. La Universidad de San Sebastián tiene la capacidad de prepararte adecuadamente en esta dirección. En ella vas a adquirir todas las herramientas y habilidades necesarias para desempeñarte con excelencia.

¿Cómo puede definirse el control de gestión?

Como su nombre lo sugiere, el control de gestión tiene la función de evaluar el rendimiento de las gestiones operativas que se realizan en la organización. Una parte de sus actuaciones tiene que ver con la percepción de los niveles de coordinación existentes entre los diferentes departamentos de la empresa.  Por esta razón práctica, esta gestión debe ser ejecutada en lapsos periódicos y regulares, sobre ella descansan las razones que permiten definir cursos de acción.

Poder tener una apreciación clara y veraz acerca del modo como se emplean los recursos de la empresa es una necesidad vital para ella. Los mecanismos de control de gestión son la herramienta que hace posible tener un pleno conocimiento del uso que se le da a las inversiones. Este conocimiento al mismo tiempo, ayuda a evitar tanto el derroche de recursos como su pérdida o mal uso. Permite percibir en su momento, toda acción que desvíe los objetivos de la empresa.

Beneficios de la aplicación de la gestión de control

El control de gestión va mucho más allá de impedir que se pierdan de vista los objetivos de la organización o que se derrochen los recursos. En simultáneo, hace posible la detección de escenarios que pudiesen transformarse en situaciones de menoscabo de los propósitos esenciales de la organización. Permite prevenir la aplicación de sanciones en razón del incumplimiento de las normativas legales que suelen regular y condicionar su actuación en el escenario empresarial.

Tiene el atributo de fomentar las capacidades operativa y productiva de la empresa, facilita e incrementa los niveles de coordinación y comunicación entre los distintos departamentos. Evidentemente, su labor permite agilizar cada uno de los pasos que describen y explicitan toda la dinámica interna del proceso de producción. Estos beneficios influyen directa y particularmente en la ampliación de la capacidad competitiva, capacidad que es esencial para el éxito del negocio. 

El grupo encargado de velar por el control de todas las gestiones, tiene como responsabilidad clave el monitoreo de cada una de las actuaciones en proceso. Debe mantener un registro actualizado de los niveles de productividad que arroja cada sección o departamento de la empresa y hacerles un seguimiento constante. Asimismo, asume la tarea de  verificar que los planes se estén cumpliendo a cabalidad y que efectivamente, la organización se mantenga en la ruta correcta. 

¿Quién debe ejercer las funciones del control de gestión?

Por lo general, es un equipo de profesionales el que se ocupa del cumplimiento de cada una de las labores implícitas en el control de gestión. No obstante, en algunas ocasiones existe un único responsable específico que recibe la denominación de controlador a secas, y en ocasiones la de controlador financiero. Este personaje es el encargado de la supervisión general del empleo y destino de todos los recursos que la organización invierte en la producción.

Otra de las funciones de importancia que cubre el controlador, es la de servir como enlace entre las diversas áreas operativas. Por otro lado, cumple igualmente el papel de vaso comunicante entre las múltiples áreas y el departamento que debe responder por la administración general. Este cargo casi siempre es ocupado por un ingeniero industrial, profesional cuyas competencias encajan perfectamente con las necesidades de coordinación y optimización de la producción.

Este funcionario debe estar revestido del atributo de disponer de una perspectiva integral del trabajo de la empresa, esto ayudará a la integración de las labores. Además tendrá que hacer funcionar en todo momento, sus dotes para la dirección, la coordinación y sobre todo, su capacidad para el liderazgo. 

Funciones específicas del responsable del control de gestión

Si queremos enumerar y resumir el conjunto de las funciones o responsabilidades del jefe de control de gestión, pudiéramos  concretarnos a señalar las tres que siguen:

  • Supervisión financiera: es responsable del cumplimiento de las metas presupuestarias predeterminadas para los proyectos de la empresa.
  • Monitoreo de los resultados: debe evaluar los resultados alcanzados en relación con los lapsos establecidos. La finalidad de esta gestión es minimizar los riesgos y maximizar los beneficios a alcanzar.
  • Controlar las inversiones: es responsable de el uso adecuado y específico de los recursos invertidos en cada proyecto.

Ser el responsable de las labores de control de gestión es una tarea para la que está especialmente capacitado el profesional de la Ingeniería en Administración. Este personaje ha sabido desarrollar con sus estudios, todas las habilidades y competencias que el cargo demanda. Por su parte, la Universidad de San Sebastián se postula como el centro educativo más comprometido con la necesidad de preparar profesionales de excelencia. Puedes contar con su experiencia y disposición.

¡Comparte este artículo!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 + 3 =