HomeAdministración de Empresas¿Cuántos tipos de sistemas de control de gestión existen?

¿Cuántos tipos de sistemas de control de gestión existen?

El control de gestión presenta distintos tipos de sistemas, los cuales tienen el objetivo de contribuir al alcance de los objetivos.

El control de gestión presenta distintos tipos de sistemas, los cuales tienen el objetivo de contribuir al alcance de los objetivos de una organización. Cualquier compañía, corporación y empresa, sin importar sus dimensiones o características, requieren de sistemas de control para organizar sus procesos.

En estas organizaciones, el desarrollo y crecimiento queda en manos de equipos o personas que ejercen diversas acciones. Estas deben ser supervisadas y gestionadas de manera adecuada, según las necesidades y requerimientos de cada caso particular.

El control de gestión es un trabajo con grandes demandas de personal calificado. Conviértete en un excelente profesional en esta área, cursando carreras como Ingeniería en Administración de empresas en control de gestión. En la Universidad de San Sebastián te esperan grandes opciones académicas que te prepararán para una vida laboral exitosa.

Tipos de sistemas control de gestión

A continuación, describimos algunos de los tipos de sistemas de control más importantes en el ámbito empresarial.

Controles normativos

Los controles normativos representan uno de los tipos de sistemas más empleados. Estos se encargan de obtener resultados en las políticas de control, pues se trata del control ejercido por los procedimientos y políticas establecidas de una empresa u organización.

En los controles normativos se debe buscar la manera de que las políticas y procedimientos reglamentarios coincidan con los objetivos planteados. En estos tipos de sistemas se debe encontrar un equilibrio entre un control rígido y uno insuficiente, ya que en algunos momentos es necesario un poco de flexibilidad para ajustar los recursos existentes con las necesidades de la corporación.

Controles burocráticos

Los controles burocráticos derivan de los normativos y se relacionan con la posición de los directivos en la jerarquía de la compañía. De esta manera, las personas con mayor nivel jerárquico tendrán mayor control sobre las políticas de funcionamiento de la empresa. Para adquirir este tipo de control de gestión, es necesario preservar una cadena de mando consistente, además de proveer cierto nivel de flexibilidad al sistema.

Controles financieros

Otro de los tipos de sistemas de control normativo es el financiero. En este tipo de controles se persiguen objetivos relacionados con las finanzas. La mayoría de estos objetivos están a cargo de los directivos de mayor rango.

Los controles financieros son los más populares dentro de las estrategias de negocio. En ellos, se establece un orden jerárquico en el cual el personal directivo se encarga de lograr objetivos económicos, que promuevan la rentabilidad de toda la compañía.

Controles de calidad

Los controles de calidad tienen una influencia importante sobre los resultados de los procesos. Estos son muy valiosos para el crecimiento de la empresa, ya que determinan el valor de los productos o servicios ofrecidos al mercado. En el control de gestión asociado a la calidad, se debe contar con niveles de creatividad y estandarización adecuados, que permitan mantener una eficacia constante.

Controles normativos

Entre los tipos de sistema de control de gestión, los controles normativos conforman un segundo gran grupo. Estos se basan en patrones de acción que permiten dirigir el comportamiento de los empleados y directivos de la organización. Dichas inspecciones permiten determinar qué comportamientos serán aceptados y cuáles no están permitidos. Entre los controles normativos se encuentran algunas subcategorías:

  • Normas de equipo. Se trata de reglamentos informales, mediante los cuales se delegan las responsabilidades a cada miembro de los equipos. Estos también determinan la forma en que los trabajadores interactúan con el resto de la empresa a lo largo del tiempo.
  • Normas culturales de la organización. En este tipo de sistema de control, se toman en cuenta la cultura, valores, rituales y creencias de una organización. Para ello, se basa también en los valores de cada uno de los empleados, tratando de alinear el trabajo en equipo con las normas establecidas y los objetivos planteados.

Características del control de gestión

Los tipos de sistemas de control de gestión cuentan con algunas características comunes. Estos deben presentar consideraciones sobre el comportamiento. Es decir, la dirección debe ejercer un impacto sobre la organización y sus empleados, adoptando estrategias necesarias para influir de manera positiva sobre el trabajo y acciones de los miembros de la compañía.

De esta manera, mediante los sistemas de control es posible involucrar a los empleados y sus objetivos personales, con el propio crecimiento y alcance de la compañía. Esta es una estrategia muy valiosa, pues garantiza que cuando los trabajadores alcancen metas personales, esto resulte beneficioso también para la organización. Para ello, se ofrecen incentivos y se mantiene una congruencia entre los valores de la empresa y los de sus empleados.

Mantener un buen rendimiento financiero y no financiero también es una característica importante de los sistemas de control de gestión. Estas estrategias permiten que la dirección sea capaz de medir la diferencia entre el rendimiento esperado y el obtenido. De esta manera, se conoce la posición o estado actual de la compañía y, por lo tanto, se pueden diseñar planes para mejorar sus procesos. El alcance de los objetivos a largo plazo debe estar determinado por distintas acciones, como:

  • La supervisión de las tareas realizadas con el fin de mejorar el rendimiento de la empresa.
  • Control sobre el diseño y aplicación de estrategias.
  • Formular estrategias que incluyan políticas, planes y objetivos de la empresa en general.

El campo de la administración, gerencia y control de gestión es uno de los más importantes en el mercado laboral actual. Prepárate para ser un gerente o director en las compañías internacionales más relevantes, cursando carreras como Ingeniería en Administración de empresas en control de gestión. Encuentra esta y muchas otras opciones de estudios especializados en la Universidad de San Sebastián.

¡Comparte este artículo!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + one =