HomeAdministración de Empresas¿Cuál es el objetivo de la carrera de Administración de empresas?

¿Cuál es el objetivo de la carrera de Administración de empresas?

El objetivo específico que orienta a la carrera de administración es el de formar un profesional capacitado para coordinar las funciones productivas de un negocio.

El objetivo específico que orienta a la carrera de administración es el de formar un profesional capacitado para coordinar las funciones productivas de un negocio. Parte de su tarea es conocer y entender las necesidades de cada departamento de tu empresa y diseñar estrategias que puedan impulsar su desarrollo. En el escenario de las actividades comerciales, no pudiera existir una empresa que no contase con la asistencia y los aportes que un buen administrador puede ofrecer.

El éxito de un emprendimiento tiene su punto de partida en la comprensión de las características clave de las actividades productivas y comerciales. Un profesional bien formado está capacitado para entender el ambiente dentro del que se va a desenvolver el negocio al que presta sus servicios. Puede poner sobre la mesa todo el conjunto de los elementos sobre los cuales se bosqueja los cursos de acción a tomar por la gerencia.

La carrera de administración es, desde todo punto de vista, una carrera promisoria y que tiene, por delante, un futuro brillante. Tú puedes ser parte del cuerpo de profesionales sobre cuyo trabajo se asienta el bienestar de todo emprendimiento. Ahora es la oportunidad de formarte en el área de Ingeniería en Administración de empresas mención Gestión Empresarial y darle un envión firme a tu vida. La Universidad de San Sebastián sabe brindarte la oportunidad de alcanzarlo.

La significación que tiene la carrera de administración

Las capacidades de la carrera de administración están enfocadas en las labores de orientación, coordinación y liderazgo respecto de las actividades operativas de un negocio. Sus esfuerzos están dirigidos al ordenamiento de toda información que posibilite la toma de decisiones dentro de un ambiente claro y con objetivos precisos. Al mismo tiempo, es de suma utilidad en relación con la fluida coordinación entre los múltiples factores que forman parte del proceso productivo. 

El profesional formado en esta área, es capaz de organizar y liderar los vínculos entre todas las entidades que forman parte de las actividades empresariales. Desde los propietarios de la empresa, pasando por los proveedores y productores hasta los distribuidores, clientes y organismos gubernamentales, son su objeto de interés. Por supuesto, estas son solo una parte de las funciones que tiene como propósito desarrollar cabalmente, la carrera de administración.

¿Hasta dónde se extienden las funciones del administrador?

El administrador de empresas es una especie de malabarista que se encarga de proponer cursos de acción con base en el conocimiento de su entorno. Parte de su papel consiste en ejecutar decisiones que pueden representar un riesgo para las empresas, pero se trata de riesgos que han sido previstos. No se trata de dar pasos al azar, tentando la suerte, ¡no!. Por el contrario, fundado en el conocimiento que tiene, decide actuar de una determinada manera que sabe que puede funcionar.

El profesional de la carrera de administración sabe que se mueve en un ámbito altamente competitivo y además, que sus pasos tienen que ser calculados. Asimismo sabe que el escenario de sus actividades está sujeto a cambios permanentes, cambios a los cuales debe saber responder y adaptarse rápidamente. El administrador debe saber ser audaz cuando las circunstancias lo demanden, esto no quiere decir que sea un temerario, dice de él que es una persona que sabe.

Objetivos concretos que pretende lograr la carrera de administración de empresas

Siendo que se trata de una profesión que implica el asumir serias responsabilidades, la carrera de administración pretende formar y desarrollar ciertos designios básicos:

  • Una sólida preparación: cualquier institución que se precie, debe procurar darle a sus profesionales la mejor preparación que esté a su alcance. Esto implica el desarrollo y ejercicio de conocimientos y habilidades tanto teóricas como prácticas. El objetivo central de su ejercicio es procurar alcanzar la estabilidad, la consolidación y la permanencia de toda clase de empresas.
  • Capacidad para la previsión: un profesional de la carrera de administración debería ser capaz de prever potenciales escenarios dentro de los que la empresa pueda y deba desempeñarse. Esta previsión representa alcanzar un cierto nivel de atrevimiento (apoyado en conocimientos sólidos) para emprender acciones en contextos en los que es posible que se deban correr ciertos y determinados riesgos.
  • Habilidades gerenciales precisas: el profesional debe ser capaz de desempeñarse adecuadamente en cualquier tipo de ambiente, sea público o privado, o bien en organizaciones de carácter gubernamental. Igualmente, debe poder desplegar sus conocimientos y capacidades en entornos de origen y cometidos múltiples, tanto sociales como nacionales o internacionales.
  • Capacidad de organización y operatividad: es necesario saber desarrollar y emplear capacidades de planificación y funciones organizativas. Aprender las exigencias de las labores de dirigir (liderar), coordinar, estimular y controlar las actividades en desarrollo son, también, tareas fundamentales en la carrera de administración.
  • Capacidad de improvisación: no todo en el desempeño profesional está determinado y establecido. En el panorama eternamente cambiante de las actividades empresariales, el administrador tiene que prever un margen de ocurrencia de imponderables. A estos imprevistos deberá saber responder de la mejor manera para el beneficio del negocio.

Formación de un profesional con visión de futuro

La carrera de administración apunta hacia la formación de un profesional con un claro y evidente sentido ético de sus funciones y deberes. Un buen profesional es aquel que se desempeña con conocimiento, no poca audacia, pero con un alto nivel de integridad y sentido de la responsabilidad. Al mismo tiempo, debe saber congeniar y colaborar con sus compañeros y subordinados, está claro que todos están enfocados en la misma tarea. Se trata de un trabajo de equipo.

Para esta clase de trabajadores se abre un porvenir muy amplio e interesante. Ahora tienes la posibilidad de formarte en la carrera de Ingeniería en Administración de empresas y vincularte con este campo de trabajo de tan brillante futuro. La Universidad de San Sebastián te brinda la posibilidad de alcanzar el demandante nivel de formación que esta profesión requiere. Ten la certeza de que serás un gran profesional.

¡Comparte este artículo!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + 1 =