HomeAdministración de Empresas¿Conoces el origen de la Administración de empresas?

¿Conoces el origen de la Administración de empresas?

El origen de la administración se puede hallar en las necesidades de los seres humanos de organizarse para hacer sus actividades desde el inicio de la civilización.

El origen de la administración se puede hallar en las necesidades de los seres humanos de organizarse para hacer sus actividades desde el inicio de la civilización. Además, consiste en una ciencia que dirige una institución o un bien, el cual puede ser o no propiedad de la persona que lo administra. Las diversas civilizaciones que han existido a lo largo de la historia muestran tendencias a desarrollar sus propios procesos administrativos a medida que se van complicando sus actividades.

De tal manera que la civilización humana se ha valido de la administración para poder ordenar un conjunto de acciones y actividades para asegurar su bienestar y supervivencia, tales como la búsqueda de alimentos o la construcción de hogares.

El amplio campo de la administración se concentra en la carrera de Ingeniería en Administración mención Gestión Empresarial. En ella se obtienen todos los conocimientos necesarios para forjar profesionales con competencias en el nuevo panorama económico mundial. La Universidad de San Sebastián es pionera en la formación de estos profesionales, gracias a la oferta de esta carrera.

¿Cuál es el origen de la administración de empresas?

Según diversos autores, definen el origen de la administración en las antiguas actividades de comercio en las civilizaciones de Sumeria y en el Antiguo Egipto. A lo largo del tiempo, también se han descubierto sus orígenes en la organización de ejércitos antiguos y en la Iglesia Católica. Lo cierto es que no hay un consenso universal para fijar en dónde empezó esta ciencia que se conoce como administración.

Origen de la administración: edad antigua

Cuando se estudia el desarrollo de las civilizaciones humanas, el origen de la administración puede ejemplificarse en la selección de cazadores y guerreros de una tribu nómada en los albores de la evolución del ser humano. Es allí en donde se puede ver una división del trabajo de acuerdo a la capacidad de los individuos. Así como también, en el sexo y la edad.

La civilización sumeria, por otra parte, registraban en tablillas con escritura cuneiforme las tareas y actividades que realizaban a lo largo del día. Además, incluían todas y cada una de sus transacciones comerciales. De igual manera, dividían el trabajo eficientemente, encontrándose en esta civilización maestros, artesanos, aprendices, escribas y obreros.

En el Antiguo Egipto, los gobernantes (faraones) eran la autoridad suprema y mandaban a construir edificaciones gigantescas. Para ello debieron encomendar tareas de dirección de personal a otras personas con autoridad. De tal forma que unas pocas personas podían manejar a grandes grupos de trabajadores. Igualmente, esto sucedía con la recaudación de impuestos. Muchos sistemas políticos antiguos ejercían su poder a través de principios administrativos.

Origen de la administración en la antigua China, Grecia y en Roma

En la China antigua se vieron en la necesidad de aplicar estos principios. Desde el año 1100 a.C., se escribió la llamada Constitución de Chow, la cual se promulgó para dar a conocer las actividades que tenían que cumplir los sirvientes. Esto sentó un precedente para lo que se conoce como la definición y delegación de funciones.

En Grecia, los grandes filósofos dejaron por escrito sus pensamientos y esfuerzos para mejorar ciertos procedimientos en donde se involucra a los seres humanos. Además, descubrieron que la producción de los alimentos mejoraba constantemente si se seguían pautas establecidas y se cumplían ciertos plazos.

En el Imperio Romano se descubrieron múltiples aportes en la administración, siendo la clasificación de empresas públicas, semipúblicas y privadas lo más resaltante. Si se estudia el siglo II d.C., la Iglesia Católica daba a conocer una amplia estructura jerárquica con objetivos y metas definidas, además de su doctrina propia. La aparición de los números arábigos en la edad media, contribuyó enormemente a mejorar los intercambios comerciales, dando lugar a disciplinas complementarias como la contabilidad.

La administración en la Edad Media

Dado que se puede rastrear el origen de la administración en la Antigüedad y en la prehistoria, las civilizaciones y sus disciplinas han sufrido períodos de transición. Es así como en la Edad Media el centralismo acabó debilitado y se evidenció enormemente en la caída del Imperio Romano, en el surgimiento del feudalismo, en la conformación y consolidación de diversos ejércitos y milicias.

En esta era, el sistema feudal que imperó descentralizo en cierta forma el poder político y económico, con consecuencias negativas en la forma de ejercer el gobierno y el comercio. Al cambiar las estructuras del poder en el feudalismo, diversos sirvientes se convirtieron en trabajadores independientes y artesanos se convirtieron en patrones. La aparición de los gremios fue importante en esta época histórica, siendo los precursores de los sindicatos.

La manera de trabajar de los mercaderes en Venecia fueron los partícipes del nacimiento de dos entes que siguen vigentes en este nuevo siglo: las asociaciones y las asociaciones de comerciantes especializadas. En diversas ocasiones, la manera de organización de la milicia y ejércitos sirvió de base para que se adoptara en el mundo organizacional. Entre estos aspectos se pueden mencionar la estrategia, reclutamiento, logística, entre otros.

La administración en la modernidad

Desde el origen de la administración hasta la modernidad, se establecieron varios criterios que siguieron su curso casi sin alteraciones. Uno de los primeros en tenerlos en cuenta y comunicarlos a través de sus escritos, fue Nicolás Maquiavelo, cuyas ideas se aplicarían en la administración de los días que transcurren en este siglo:

  • Si surgen problemas entre los miembros de una empresa y se resuelven, se dan los pasos para una mayor estabilidad.
  • La vida de una compañía es el trabajo en equipo.
  • Un líder y un buen rol del mismo es vital para el desarrollo de una organización.
  • Las empresas tienen que desarrollar su propia cultura organizacional. La cual tiene rasgos estructurales y culturales que, desde sus inicios, permanecerán a través del tiempo y de los cambios que puedan ocurrir.

Los principios antes expuestos aunados a la experiencia comercial, fueron algunos de los motores que echaron a andar la Revolución Industrial. La producción en masa y la especialización de los trabajadores ha sido de vital importancia en este tiempo. En el siglo XIX salieron los primeros postulados científicos relacionados con la administración, siendo el desarrollo de las sociedades acelerado y exigiendo mejora de procesos administrativos y comerciales a finales del siglo XX.

La Universidad de San Sebastián está encargada de formar a excelentes profesionales en la carrera de Ingeniería en Administración de Empresas mención Gestión Empresarial. No pierdas la oportunidad de formar parte de este ambicioso y único programa de estudios, el cual te va a preparar para asumir las riendas de la administración del nuevo siglo.

¡Comparte este artículo!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × five =