HomeAdministración de EmpresasConoce 10 estrategias para la gestión del talento

Conoce 10 estrategias para la gestión del talento

Uno de los temas que más interesa en cualquier organización, es la gestión del talento, sin los trabajadores mejor preparados, empresa alguna puede asegurar su futuro.

Uno de los temas que más interesa en cualquier organización, es la gestión del talento, sin los trabajadores mejor preparados, empresa alguna puede asegurar su futuro. Si tu organización no incluye un departamento que se haga responsable de esta tan importante función, es muy probable que te toque dar muchos traspiés. A día de hoy, los trabajadores dejaron de ser simple mano de obra; a día de hoy es necesario asumirlos como un activo fundamental en las empresas.

La administración de los recursos humanos se refiere a toda gestión que tiene en sus miras, la mejoría de las operaciones en cualquier clase de empresa. Una reconceptualización de la posición que tienen los trabajadores, puede ser un elemento crucial y diferenciador entre un negocio con éxito y otro que fracasa. El departamento que se ocupa de la administración de los trabajadores debe asegurarse de que tienes en tus filas a los mejores profesionales. 

Aprender las peculiaridades de la gestión del talento es posible mediante tu ingreso en la carrera de Ingeniería en Administración de empresas en gestión de personas. Esta carrera representa el modo más a propósito para relacionarte de la mejor manera con este mundo. Formarte correctamente, implica hacerlo en una institución que brinde las mejores condiciones. La Universidad de San Sebastián reúne todos los elementos que responden a tus inclinaciones por esta carrera.

¿Cuáles son las competencias que debe satisfacer la gestión del talento?

Las responsabilidades del departamento encargado de la gestión del talento, comienzan por conseguir para ella los mejores recursos humanos disponibles en el mercado de trabajo. El común denominador en el foco de todas las empresas acerca de los RRHH, se encuentra en el factor competitividad: a mejores trabajadores, mayor competitividad. El departamento de recursos humanos debe imponerse y definir con claridad el perfil del trabajador que la empresa necesita para consolidar su presencia en el mercado.

Por otro lado, tiene como metas a alcanzar dos asuntos que son de vital importancia:

  • Mejorar y amplificar las capacidades profesionales de sus trabajadores para potenciar sus habilidades y alcanzar el crecimiento de la empresa. Esto se consigue haciendo inversiones en programas de mejoramiento profesional y capacitación en funciones o actividades que refuercen el poder de producción que tiene la organización.
  • Retener a toda costa a ese personal. Es necesario que la empresa implante programas de estímulo a las capacidades productivas de todos sus empleados. Por otro lado, es igualmente importante que tenga mecanismos de retribución de los esfuerzos que vayan un poco más allá del pago de un salario. Debe instaurar planes de recompensa y premiación al incremento de la productividad y el rendimiento.

Responsabilidades concretas de la gestión del talento

Existe toda una serie de responsabilidades que el departamento de gestión del talento de una empresa debe poder satisfacer a cabalidad:

  • Proponer a la dirección de la empresa las características que los trabajadores deben tener para poder formar parte de su staff. A esta responsabilidad se le puede entender como organización de los recursos humanos.
  • Debe encargarse de todo el proceso de convocatoria, revisión de credenciales, entrevistas y reclutamiento del personal que la empresa va a incorporar como su equipo profesional.
  • Debe desarrollar un plan a futuro que representa tanto la renovación del personal como las nuevas incorporaciones que habrá que hacer.
  • Debe ser la entidad supervisora tanto del trabajo como del rendimiento de cada trabajador. Debe saber qué se hace, quién lo hace, cuál es el tiempo que le toma hacer su trabajo.
  • Asimismo, debe encargarse de descubrir y potenciar al personal que demuestre dotes de liderazgo dentro de la empresa. Esto le ayuda a incrementar la productividad a través de la participación de estos posibles líderes de equipo. 

Este conjunto de diligencias, si se llevan a cabo a tiempo y con la debida eficiencia, redundan en una mejor organización y rendimiento del trabajo. Al mismo tiempo, sirve para mejorar las condiciones en las que se llevan a cabo las labores de los empleados y garantizar su satisfacción con la empresa.

Estrategias para la gestión del talento

En la actualidad, la mayor parte de las empresas con buena presencia en el mercado tienen una apreciación moderna de la gestión del talento. Ahora no se considera al trabajador como simple mano de obra, que va a recibir una determinada remuneración por cumplir un horario y una función particular. En el presente, al trabajador se le considera como parte de la inversión de la empresa, se le considera como un activo más dentro de la organización.

Elementos concretos de la gestión del talento

Como se acaba de hacer notar, las funciones del departamento de gestión del talento son, en pocas palabras, de carácter decisivo. El producto de su trabajo solamente se puede medir en el mediano y el largo plazo, es casi como una apuesta por el futuro de la empresa. Para “ganar”, debería poder alcanzar los siguientes propósitos:

  • Programación de la adquisición de RRHH: la  gestión del talento necesita poder identificar y hacerse de los mejores trabajadores. Para esto debe ser capaz de resolver un par de asuntos que son de máxima relevancia: 
  1. Mirar al trabajador en términos de la consecución del beneficio mutuo. Debe tener a los mejores, pero debe saber responder a sus expectativas profesionales. 
  2. Debe velar por el desarrollo de sus capacidades y debe retribuir la calidad de sus esfuerzos.
  • Potenciación de las competencias: se trata de estimular a cada trabajador para que dé lo mejor de sí en beneficio tanto de la organización como de él mismo. Siendo un activo de la empresa, debe sentirse comprometido con su desarrollo profesional y procurar impulsar, desde él, el crecimiento del negocio.

Ser parte del proceso de la gestión del talento es posible incorporándote a la carrera de Ingeniería en Administración de empresas en gestión de personas. Puede conseguir la mejor preparación en esta rama en la Universidad de San Sebastián, una institución de prestigio que te asegura la mejor preparación a la que pudieras aspirar.

¡Comparte este artículo!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

twenty − 9 =