HomeAdministración de EmpresasAdministración gerencial ¿Es importante para las empresas?

Administración gerencial ¿Es importante para las empresas?

Cuando una empresa crece, se hace necesaria la administración gerencial para que los objetivos de la misma sean alcanzados en un tiempo fijado.

Cuando una empresa crece, se hace necesaria la administración gerencial para que los objetivos de la misma sean alcanzados en un tiempo fijado. Es decir, cuando una empresa ha logrado grandes dimensiones, lograr sus metas viene acompañada de una desfragmentación en distintos objetivos anclados a los diferentes departamentos y unidades organizativas. De tal manera que cada uno de las partes que conforman una organización deben tomar decisiones coherentes y coordinadas con los objetivos a cumplirse.

Para que los objetivos se cumplan de manera efectiva, las estrategias y políticas creadas al más alto nivel organizacional deben ponerse en marcha a través de planes de acción. De tal manera que permitan que todas las tareas sean ejecutadas sin problemas para concretar lo que se está planteando como objetivos.

En un amplio programa de estudios como el que tiene la carrera de Ingeniería en Administración de Empresas mención Gestión Empresarial forma a profesionales adaptados a las necesidades administrativas, gerenciales y de liderazgo que son demandadas por las nuevas organizaciones del siglo XXI. Si quieres hacer parte de este selecto grupo de profesionales, la Universidad de San Sebastián es la institución de estudios superiores más adecuada para ello.

La administración gerencial es un pilar fundamental en las organizaciones

La administración gerencial es la encargada de dirigir y orientar la forma en cómo deben manejarse las empresas hacia la consecución de los objetivos que se proponen. De tal manera que los líderes empresariales deben tener una amplia preparación en el ámbito técnico y profesional. Esto debido a que forma parte de la conducción eficiente y efectiva de las tareas que hacen funcionar a una compañía correctamente.

El objetivo a alcanzar es una mayor productividad, sin embargo, una organización no está circunscrita a solamente alcanzar resultados y rentabilidad. Esto se debe a que el capital más preciado que tiene es el talento humano. El líder gerencial debe tener don de mando, ingenio, creatividad y humildad. Debe saber que se le otorga un poder sin soberbia, la capacidad de decidir sin que sea intolerante.

En líneas generales, el grupo de directivos de una organización tienen que cumplir obligatoriamente con un rol doble en cuestiones de operatividad empresarial. Estos roles se van complejizando y se vuelven más exigentes y competitivos.

Por una parte, la administración gerencial tiene que atender con prontitud y absoluto rigor al personal que labora en la organización. El líder debe participar de sus inquietudes, cubriendo sus necesidades y creando un entorno de proactividad y creatividad de cada individuo. Esto conlleva a que los trabajadores aprovechen al máximo sus talentos y potencialidades y lo plasmen en equipos de trabajo dentro de la empresa.

Por otra parte, el líder debe atender con absoluta capacidad operativa todo lo que involucre a los procesos productivos en cuanto a la creación de riqueza y aumento de la rentabilidad. Ya sean productos terminados o la prestación de servicios de alta calidad.

Los directivos deben enfocarse en la empresa en su totalidad

Cuando se habla de la gestión de los directivos en un mundo cambiante y competitivo al extremo como lo es el actual, deben dirigir a la empresa para que funcione como un todo. En donde sus trabajadores sientan que se les toma en cuenta a ellos y a sus opiniones. Además, deben asegurar que el ambiente de trabajo sea armónico y de cooperación, esto debe lograrse tanto a nivel interpersonal como entre los departamentos.

Anteriormente, la estructura organizativa de una empresa tenía esquemas un tanto rígido. Por ello, este tipo de estructura no es viable en estos tiempos, siendo obligatoriamente flexibles. La toma de decisiones no solamente deben ejecutarse a través de los directivos, sino involucrar a más entres dentro del organigrama. Además, la participación dentro del esquema gerencial trae más beneficios que inconvenientes.

La flexibilidad de los esquemas organizacionales de hoy en día tiene que ver con la velocidad en la que se toman las decisiones o deberían tomarse. A su vez, la administración gerencial tiene que estar en concordancia con la dinámica de los nuevos tiempos. Estos reclaman respuestas casi inmediatas a problemas específicos, los cuales tienen que ver con el funcionamiento de la organización.

 La administración gerencial debe tener puntos de agilidad para garantizar que la operatividad de una organización sea movilizada con prontitud tangible y no de manera virtual. Para lograr esto, los entes directivos deben estar atentos a los cambios que suceden en el entorno. Además, deben procurar tener una orientación y motivación suficientes para lograr los objetivos que la empresa se ha propuesto.

La administración gerencial se centra en la eficacia y en la cultura organizacional

Cuando se habla de administración gerencial y operatividad de una estructura empresarial, debe estar puesta en un plano en donde debe hacer compatible la conducción efectiva de los procesos de la empresa y las aspiraciones del personal que allí labora, directivos incluidos. De tal manera que se debe hacer más productivo el trabajo con canales de comunicación más fluidos y abiertos. Esto conllevará a que las fricciones se reduzcan y que la participación y el sentido de pertenencia empresarial se incrementen.

Por ello, la administración gerencial es transversal en las empresas si estas quieren obtener ventajas competitivas y alcanzar el éxito. Ya que a través de ella se pueden dar a conocer los planes de acción desde los departamentos de dirección. Además, puede asignarse la responsabilidad a cada trabajador y se puede controlar que los objetivos planteados se cumplan o estén por cumplirse.

Es bien sabido que el entorno empresarial cambia con el tiempo, existiendo mayores exigencias en los mercados nacionales e internacionales. Esto viene pasando a raíz de la evolución de la sociedad con respecto a la tecnología. En donde solamente las compañías que puedan desarrollar gestiones empresariales efectivas, podrán aprovechar mejor sus recursos con el fin de ser más competitivas. La innovación y la tecnología van de la mano para que las empresas puedan expandirse y para ser sostenibles a mediano y largo plazo.

La carrera de Ingeniería en Administración de Empresas mención Gestión Empresarial se presenta como una oportunidad de mostrar tus dotes de liderazgo en la empresa en donde trabajas o quieres trabajar. El programa de estudios que ofrece la Universidad de San Sebastián en este ámbito es uno de los más completos. Ofreciéndote conocimiento científico y empírico acerca de cómo saber administrar una organización eficientemente.

¡Comparte este artículo!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 + twelve =