HomeAdministración de EmpresasDe qué se tratan las finanzas corporativas

De qué se tratan las finanzas corporativas

Las llamadas finanzas corporativas son, sencilla y directamente, un instrumento de importancia muy notoria para la administración de las empresas.

Las llamadas finanzas corporativas son, sencilla y directamente, un instrumento de importancia muy notoria para la administración de las empresas. En cualquier circunstancia, se entienden y constituyen en los fundamentos para la definición y elección de cursos de acción que satisfagan los intereses del negocio. Su finalidad más evidente es la de conseguir que los recursos financieros de una organización empresarial sean utilizados de la mejor y más productiva manera. 

Existen, en paralelo, otros temas que son relevantes para este instrumento, uno de ellos son los beneficios que percibirá el cuerpo de accionistas de un negocio. Asimismo, le competen, por una parte, la búsqueda de recursos financieros para el desarrollo de proyectos nuevos y los planes relacionados con la adquisición de deuda. Por otro lado, también son parte de ellas el uso más eficiente del dinero, todo proceso de fusión que se plantee, o bien, la adquisición de otras empresas.

Vincularse a este complejo mundo es posible a través de estudios universitarios en Ingeniería en Administración de empresas en finanzas corporativas. Lo que vas a necesitar, es que elijas formarte en una institución que te garantice el desarrollo efectivo de tus habilidades y capacidades en esta área. Con la Universidad de San Sebastián tienes esta oportunidad, se trata de una institución que tiene como objetivo nuclear, el logro de la excelencia en todos sus egresados.

¿Cómo pueden ser definidas las finanzas corporativas?

Las finanzas corporativas, como parte de un esquema financiero, pueden ser entendidas como una actividad (o conjunto de operaciones) de riesgo dentro de una organización empresarial. Su propósito más relevante y objetivo es el de convertir cada empresa en una entidad con valor propio en el mercado. El modo de alcanzar esta meta está asociado con la consecución de la mayor cantidad de beneficios posibles para el negocio y sus accionistas. 

En cualquier empresa de envergadura, la persona encargada de esta gestión de administración financiera es conocida como director financiero, Chief Financial Officer (CFO en inglés). Sobre él recae la responsabilidad de organizar y supervisar cada una de las operaciones que la empresa realiza dentro del área de las finanzas. Sus proyectos y decisiones terminan siendo cruciales cuando se trata de la realización de inversiones y la obtención de beneficios para el negocio.

Gestiones relacionadas con las finanzas corporativas

Parte de la percepción general sobre el instrumento financiero, finanzas corporativas, está enfocada en lo que se denomina: “responsabilidad social corporativa”. Esta figura está referida a toda clase de estímulo dirigido a las actuaciones de las personas ligadas a la producción dentro de la empresa. Asimismo, parte de sus gestiones se refieren a:

  • Elección de las inversiones: para esto se toma como punto de partida, un estudio exhaustivo de las necesidades reales de la empresa. A partir de ellas, se puede identificar cuáles son las áreas que requieren de una reactivación de las inversiones con el fin de incrementar los beneficios. Las áreas a las que más comúnmente se dirigen tales inversiones son: materias primas, inventario, máquinas y/o herramientas.
  • Planes de financiación: esta gestión está enfocada en las potenciales o posibles fuentes, de las que se pudiera obtener financiación para concretar las nuevas inversiones de la empresa. Esto significa que se deberá tomar la decisión de usar los recursos propios del negocio o si se busca capital en fuentes externas. Si se usa el capital de la empresa o si se solicita algún crédito en entidades financieras.
  • Distribución de los beneficios: la salud financiera de la empresa está asociada a la recomposición del capital y la distribución de los beneficios obtenidos en el período fiscal. El área de las finanzas corporativas deberá elegir y decidir, de la manera más apropiada, el destino y uso de los ingresos excedentes. Debe elegir los términos de la compensación que se hará al cuerpo de accionistas y asociados del negocio.

¿Cuál es la importancia que para las empresas tiene el área de las finanzas corporativas?

La importancia que tienen las finanzas corporativas para la organización reside en que son un instrumento imprescindible para conseguir los objetivos trazados por la empresa. Esto demanda del profesional de las finanzas, sea un administrador o un ingeniero en administración, satisfacer todos los requisitos que se imponen para lograrlos. El conjunto de asuntos que el responsable de las finanzas debe satisfacer serían:

  • La determinación de los mejores términos y condiciones dónde dirigir la inversión de los recursos de una empresa.
  • Elección de las fuentes u orígenes de la financiación a la cual se accederá, bien sea por medio de los pasivos o bien, del capital contable.
  • Ejercer un efectivo control sobre los niveles de producción y la productividad, la obtención de beneficios, la consolidación de la empresa y la preservación de sus recursos pecuniarios. 
  • Tramitar y supervisar los riesgos financieros en los que se involucre el negocio.
  • Optimizar el sentido de valor financiero que define la solvencia de la empresa.

El cumplimiento de los objetivos de las finanzas corporativas

Desde la realización y observación del estado de las finanzas de un negocio, se procede a elegir las medidas pertinentes a la consecución de sus propósitos. Se eligen las acciones a ser desarrolladas tanto en el mediano como el largo plazo, es decir, los cursos estratégicos de acción. En esas decisiones es necesario incluir aquellos elementos que se conviertan en incentivos para las personas relacionadas con el negocio.

Es necesario tener siempre presente que el objetivo central de las finanzas corporativas es sencillamente, aumentar los beneficios que puede obtener una organización empresarial. Dicho en otras palabras, su gestión está enfocada en el aumento de los niveles de ganancia que puedan obtener todos los asociados a la empresa. 

Tú puedes incursionar en el área de las finanzas corporativas y prepararte en la profesión de Ingeniería en Administración de empresas en finanzas corporativas. Para esto debes consultar los planes de estudio que te ofrece la Universidad de San Sebastián. Ten la seguridad de que obtendrás la mejor formación a la que puedas aspirar.

¡Comparte este artículo!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

two × two =